CASA-FRESCA

Publicado en Consejos

Se acerca el verano, y con él, las altas temperaturas. Y al primer sofoco, nos apresuramos a encender el aire acondicionado a toda potencia sin pensar en la terrorífica factura que recibiremos en unas pocas semanas. Hoy te vamos a dar un baño de ideas para prescindir (en la medida de lo posible) de los climatizadores, y mantener tu casa fresca durante toda la época estival.

1. Cierra las cortinas y baja las persianas durante el día, especialmente en las horas más cálidas. Así podrás reducir la temperatura interior unos 6º C y evitar que tu casa se convierta en un invernadero.

2. De noche, cuando empiece a refrescar, abre las puertas y las ventanas para airear la casa. Por supuesto, asegúrate de cerrarlas y bajar las persianas por la mañana.

3. ¿Sabías que el ventilador de techo debe ajustarse dependiendo de la estación? Haciendo que las aspas giren en el sentido contrario a las agujas del reloj conseguirás que la corriente de aire cree un efecto de brisa que dotará a la vivienda de una mayor sensación de frescor.

4. Enciende el extractor de la cocina para sacar el aire caliente cuando cocines. Después, cierra bien puertas y ventanas para que no se vaya el aire frío.

5. Todos los aparatos eléctricos que tenemos en casa generan calor, así que debes mantenerlos completamente apagados cuando los estés usando.

6. Intenta no poner la lavadora ni el lavavajillas en las horas en las que el sol aprieta más. Espera a que anochezca, ya que estos electrodomésticos generan humedad en el ambiente y provocan lo que implica una sensación térmica más elevada.

7. ¿Y qué pasa con las las plantas? Pues que, además de decorar, ayudan a refrescar tu hogar. Opta por aquellas que tengan hojas más grandes y pulveriza agua sobre ellas; verás que la sensación de frescor en tu hogar aumentará en pocos minutos.

verano