Publicado en Consejos

Las estancias de la casa en las que más accidentes infantiles se producen son el cuarto de baño y la cocina. Esto se debe a que ambos espacios albergan numerosos elementos de riesgo que suelen ser fáciles de manipular por los más pequeños. Para que podáis evitar este tipo de accidentes, os dejamos una serie de consejos de seguridad infantil.

1. No dejéis que los niños entren en la cocina mientras estáis manipulando sartenes, cazuelas, etc.

2. Colocad los cubiertos en un cajón que esté situado a una altura que os asegure que el niño no pueda acceder a ellos.

3. Después de fregar el suelo, aseguraos de que el niño no entra en la cocina hasta que el suelo esté seco.

4. Bajo ninguna circunstancia debéis dejar a vuestro hijo solo en la bañera. Después de bañarlo, además, debéis vaciarla inmediatamente.

5. Un sistema antideslizante en el suelo de la bañera es fundamental para evitar caídas. Colocar una barra de sujeción en la bañera tampoco está de más.

6. Al llenar la bañera abrir primero el grifo del agua fría y luego el agua caliente. La temperatura del agua no debe superar los 35 grados.

7. Maquinillas de afeitar, tijeras, cosméticos y medicamentos no pueden estar al alcance de los niños. Poned un cierre de seguridad en los cajones que contengan este tipo de productos.

8. Aunque parezca descabellado, la electrocución es un riesgo bastante probable para los más pequeños, así que no dejéis enchufados aparatos eléctricos (secador, máquina de afeitar..).

9. Colocad el pestillo interior de la puerta del baño lo más alto posible para evitar que quede encerrado.

10. Colocad tapas en los enchufes que estén situados en las zonas más bajas de cada pared.

seguridad infantil

Cuando se trata de la seguridad de nuestros hijos, cualquier precaución es poca. Somos nosotros, los padres, los responsables de convertir nuestro hogar en un sitio seguro para ellos.