Publicado en Consejos

El salón de cada casa es distinto. Es una estancia particular, que refleja personalidad. Los hay más o menos espaciosos, de colores fuertes y vivos o con una decoración minimalista.

De cualquiera de las formas, aquí traemos algunos consejos para darle un nuevo aire a tu salón y sacarle el máximo partido.

Una de las estancias más transitadas del día a día de un hogar es el salón sin duda alguna. Lugar de reunión familiar, donde descansar y hacer vida durante las tardes y fines de semana. Con amigos o en soledad el salón siempre es una zona de confort.

1. Espacio amplio

Aunque tu salón tenga unas dimensiones pequeñas, siempre podrás hacerlo visualmente más amplio. Utilizando un mobiliario grande. Aunque se dice que los muebles hacen las habitaciones más pequeñas, en este caso confirmamos que una mesa amplia dará sensación de profundidad a tu salón. ¡Sin sobrecargar en exceso!

Lo mismo ocurre con el estilo de suelos. Utilizando láminas de madera anchas o baldosas de mayor tamaño, la sensación de amplitud será evidente.

2. Distribución

De los pasos más esenciales para una buena decoración en tu salón, es la distribución de los muebles. Es necesario para ello tener en cuenta la situación de ventanas, puertas y radiadores de tal manera que las estanterías y sillones no estorben.

Según las necesidades que tengas, será conveniente colocar estanterias grandes o sillones con más plazas. Siempre a tener en cuenta que para una sensación de mayor amplitud estos muebles deberán ir de suelo a techo o de una pared a la contigua.

3. Iluminación

La falta de iluminación en una casa hará que la estancia parezca más pobre. La luz natural es siempre un acierto, contar con grandes ventanales en tu salón te hará disfrutar más y dará un toque alegre. Pero, ¿qué hacer si nuestro salón no tiene ventanas o da a un patio interior? Sencillamente, contar con una luz indirecta,  lámparas de pie, de lectura y de mesa que ambienten en varias direcciones. Si puede ser, de intensidad graduable con reguladores mucho mejor.

4. Toque de color

Finalmente, para completar el estilo de tu salón deberás elegir un tono cromático acorde a tu personalidad y por supuesto a la de la estancia.

En concreto, para esta zona del hogar los colores cálidos son siempre un acierto, darán un toque más acogedor a tu estancia. El tono de la pared deberá estar en sintonía con el resto de estancias, sin dejar de lado el estilo personal del salón.