Publicado en DIY

¿Te han sobrado piezas de revestimiento de alguna reforma que hiciste en el baño? ¡Ni se te ocurra tirarlos! Hoy te enseñamos cómo reciclarlos y convertir simples azulejos en adorables posavasos.

Vamos a optar por simples azulejos blancos, y los decoraremos con motivos tropicales; algo perfecto ahora que el verano está llamando a la puerta.

El proceso de decoración no puede ser más sencillo, ya que no necesitas pintar los azulejos. Las imágenes de las hojas han sido descargadas de internet e impresas en un papel de seda. También podemos adherir dibujos de servilletas que nos gusten. Sea cual sea el diseño que hayas elegido, primero pon pegamento para decoupage o cola blanca sobre la parte trasera del recorte, pégalo sobre la baldosa y deja que seque.

posavasos

¡Importante!

 

Debes colocar trocitos de fieltro en la parte trasera para que los posavasos no dañen la superficie de la mesa, porque normalmente estas piezas no tienen pulida su parte trasera.

Sencillo, ¿verdad? Pues ya tienes unos preciosos posavasos de azulejos para deleitar a tus visitas y evitar que los cercos de liquido arruinen la superficie de tu mesa.