decorar en pareja-01

Publicado en Consejos

No hay nada que nos ilusione más que dar el paso de compartir nuestra vida con la persona a la que más queremos. Hasta ahí, todo bien. ¿Pero qué pasa cuándo dos seres humanos, con sus manías y sus particularidades, comparten un mismo espacio? Pues que los criterios no siempre coinciden, y que la configuración de un hogar puede convertirse en una batalla campal por imponer nuestro sentido estético. Para evitar tensiones, hoy te traemos una guía rápida de cómo decorar en pareja.

 

Equilibrio, ante todo

Equilibrio entre lo masculino y lo femenino, lo llamativo y lo convencional, lo clásico y lo moderno… Asegúrate de que el nuevo espacio transmita una mezcla proporcionada de vuestros gustos y estilos preferidos.

 

Plantas-para-el-baño-1

 

Mezcla de estilos

Ojo: correctamente planificada. Una combinación vibrante de diversos materiales en realidad contribuirá a unir sus aportaciones individuales al diseño de la casa, mediante la creación de una sensación general de variedad e interés visual.

 

Combinación de colores

Buscad patrones y colores que complementen vuestros tonos favoritos. Así podréis combinar con armonía esas diferencias cromáticas y conseguiréis una mezcla enriquecedora.

Azulejos13

El baño es para los dos

Esto, desde luego, es una de las claves para conseguir una convivencia fructífera en pareja. Por eso, colocando dos lavabos independientes en el baño compartido, podréis lavaros los dientes al mismo tiempo, o él podrá afeitarse mientras tu te maquillas.

 

Combinad vuestros ‘tesoros’

Unid vuestras colecciones de libros, películas y recuerdos en una misma estantería. La mezcla de elementos representa vuestras experiencias individuales y representará visualmente la fusión de vuestras vidas.

 

El ropero, amplio, por favor

Todos sabemos que una mujer suele necesitar más espacio de almacenaje de ropa que un hombre. Dudo que exista un estudio científico que haya podido determinar el porqué de la cuestión, pero todos sabemos que es un hecho comprobable. No escatiméis a la hora de elegir el armario. Aquí, desde luego, no os recomendamos mezclar: cada uno debe tener su propio espacio.