Cómo ahorrar aislando tu casa del frio

Publicado en Consejos

Según un informe del Instituto de Diversificación y Ahorro Energético (IDAE), encender la estufa o el brasero eléctrico supone el 46% del consumo energético de los hogares españoles. Esto supone un gasto importante en el presupuesto a final de mes, pero al contrario de lo que se podría pensar, plantarle cara al frío más allá de usar la calefacción es posible.

La clave está aprovechar la energía solar y mantener su calor. Podemos hacerlo por ejemplo, buscando la incidencia del sol a la hora de ventilar la casa. Lo ideal es hacerlo por las mañanas y no más de 10 minutos. Otra buena medida que podemos tomar es cerrar las puertas de aquellas estancias en las que no estamos, lo que generará que el calor se mantenga en las que más frecuentamos.

sol

En nuestro hogar, el suelo es la zona con mayor pérdida energética. Lo ideal para combatir el frío es que sea de parqué o moqueta, pero si es de mármol podemos optar por colocar alfombras para preservar la temperatura.

Otra buena idea es instalar cortinas térmicas, que al aislar tanto el frío como el calor, servirán también para el verano.

cortinas

Para finalizar, te recomendamos arroparte con una manta si vas a leer o a ver la televisión al ser un buen aislante y ayudarnos a mantener el calor.