Publicado en Consejos

Se acercan las ansiadas vacaciones y con ellas, el momento de abandonar tu hogar y  hacer el equipaje para disfrutar de unos días de descanso en buena compañía.

En ocasiones, preparar una buena maleta y dejar tu casa en perfecto estado  para este tiempo de ocio se hace cuesta arriba, así que hemos pensado en facilitarte el trabajo con estos sencillos tips.

¿Te animas a preparar tu equipaje siguiendo nuestros consejos?

Simplificamos con estas sencillas pautas el momento de hacer maletas de cara a las vacaciones, conseguirás preparar un equipaje en poco tiempo y muy funcional.

1. Visualización

Al escoger nuestro destino para vacaciones, inconscientemente tu mente se transporta hasta allí. Antes de escoger la ropa, calzado y complementos que llevaremos para nuestros días de descanso es muy importante, saber qué planes haremos al igual que es necesario tener en cuenta la climatología de nuestro destino.

Sí vas a un destino de playa ¿será necesario llevar unas botas de caña?

 2. Listado

A continuación, es imprescindible esbozar una lista con todas aquellas prendas, complementos y enseres qué nos llevaremos de viaje.

Esta lista será muy útil no solo para detectar, los por si acasos, que no necesitaremos como para no olvidarnos absolutamente nada a la vuelta del viaje.

Es recomendable hacer esta lista dividiendo por temáticas para tener una visión general de todo lo que necesitaremos incluir en la maleta. Por ejemplo, neceser, ropa, documentos…

3. Menos es más

Cuando nos vamos de vacaciones es primordial olvidar los «por si acaso». Siempre podremos comprar cosas urgentes en nuestro destino y cuanto más liviana sea nuestra maleta, mejor.

Recurrir al menos es más durante nuestro viaje será todo una cierto.

4. Doblar en vertical

Por último, llega el momento de introducir todo aquello que definitivamente se viene con nosotros de viaje en nuestra  maleta.

Te proponemos doblar tus prendas e forma de pequeños paquetes, evitando arrugas innecesarias y por supuesto optimizarás el espacio. Colocando las prendas más duras a la izquierda, conseguiremos que soporte mejor el peso cuando la maleta se ponga en pie.

El calzado siempre en bolsitas de tela, para evitar machar la ropa y por supuesto calcetines, complementos  y ropa interior, rellenando huecos libres.

Ya estás lista para descansar y disfrutar de los días de verano. ¡Una nueva forma sencilla y rápida de preparar maletas!

Y quién sabe… a la vuelta de este merecido descanso, sea el mejor momento para hacer una reforma de baño que tanto tiempo llevas queriendo hacer.